Descubre como esta escritora de newsletters ha conseguido que los lectores colaboren en su proyecto

Desde la comprobación de los hechos hasta la aportación de ideas para los artículos o la corrección de la tipografía, los lectores de The First 1000 Days no sólo contribuyen económicamente

Irene Caselli mantiene reuniones mensuales con los afiliados para escuchar sus ideas editoriales. Foto: Lise Straatsma.

Irene Caselli une su pasión y experiencia como corresponsal en el extranjero y como madre a The First 1000 Days (Los primeros 1000 días), su newsletter sobre la época fundacional en el desarrollo del cerebro de un niño.

Caselli lanzó por primera vez su newsletter con el proyecto El Corresponsal, también financiado por sus afiliados y, cuando cerró a finales de 2020, el editor de Steady, Slow News, le proporcionó una plataforma, ayuda logística y una comunidad afín. Ahora Caselli utiliza Steady para gestionar su programa de afiliaciones, procesar los pagos de sus afiliados e involucrarlos más en su trabajo de divulgación. Recientemente ha sido invitada a participar en el Programa de Creadores de Periodismo Emprendedor de la City University of New York por su trabajo en “The First 1000 Days”.

Steady: Algo que nos encanta de tu proyecto es cómo tus lectores colaboran en tu trabajo. ¿Cómo consigues que participen?

Irene Caselli: Una de las cosas que estábamos haciendo bien en The Correspondent era un planteamiento llamado "rutinas de los afiliados", es decir, las formas en las que podíamos comprometernos con la audiencia desde el principio, justo en el momento en que se nos ocurrían las ideas para las historias, obteniendo comentarios y aportaciones de nuestros afiliados y lectores, y luego en todas las demás etapas del proceso.

Esas "rutinas de los afiliados" siguen siendo el centro de mi trabajo hoy en día. Recibo consejos de los afiliados sobre lo que les gustaría que escribiera. Los entrevisto, porque a veces son expertos, como los pediatras que trabajan en traumas, por ejemplo. A veces se convierten en fuentes, o a veces consigo que verifiquen mis escritos. Y luego el círculo se cierra cuando a veces sus comentarios sobre mis artículos  dan lugar a nuevas ideas para los mismos. Cuando se interactúa con los lectores de esta manera, ellos también se acostumbran a un tipo diferente de periodismo.

Una de las afiliadas que me ofreció sus servicios de corrección es alguien con quien nunca había hablado. No trabaja como editora, sino en una biblioteca, pero los comentarios que ha hecho a mis historias han mejorado mucho mi trabajo. Es una editora increíble.

Tienes que ofrecer a los afiliados diferentes maneras de participar y apoyarte. Cualquier cosa, desde "por favor, comparte esta historia en las redes sociales" hasta algo más comprometido. Si no hubiera preguntado, no la habría encontrado.

Y también has introducido rutinas de los afiliados en tus planes de afiliaciones.

Sí, celebro reuniones mensuales en Zoom con los afiliados que más pagan [los afiliados fundadores pagan 8 euros al mes]. Una de las ventajas de pagar más es que tienes un contacto más directo conmigo. Suelen ser reuniones muy relajadas, en las que doy un adelanto de lo que estoy trabajando y escucho sus historias y reacciones. A veces simplemente charlamos sobre cosas que son relevantes en nuestra vida cotidiana y que, de alguna manera, también son relevantes para The First 1000 Days. 

Durante una de esas reuniones, había una afiliada que es instructora de yoga y que también trabaja con niños. Estaba muy interesada en cómo empezamos a movernos y de dónde viene nuestro movimiento. Nunca había pensado en cubrir eso específicamente. Así que empecé a informarme y me encontré con una investigación muy interesante sobre cómo el movimiento depende en gran medida de la cultura. En algunos países, por ejemplo, en la India y Jamaica, los padres suelen dar masajes a sus hijos y esto puede estimular el movimiento. Esta fue una idea que nació de un ay luego se convirtió en una serie.

The First 1000 Days ofrece tres planes de afiliaciones.

Háblanos del plan regular para afiliados (4 euros al mes).

Tienen acceso a la newsletter y a los archivos de mis newsletters. Los afiliados de pago tienen acceso a todo lo que hay allí.

Todos los afiliados de pago también tienen acceso a la sección de comentarios debajo de cada artículo y allí encontrarán conversaciones entre los afiliados, así como con expertos en diferentes campos a los que invito a participar. Como afiliado, puedes comentar y hacer preguntas directamente a los expertos. Así que hay un doble propósito: tienes acceso a los expertos y también puedes formar parte de la creación de una comunidad.

Cada vez que escribo algo, hay al menos tres o cuatro comentarios, lo que es un buen comienzo. Pronto voy a empezar a organizar eventos en línea, en los que los afiliados de pago tendrán la oportunidad de estar en la Zoom room (sala de Zoom) conmigo para entrevistar a la gente. Los suscriptores de la newsletter que no pagan tendrán la oportunidad de verlo por streaming. La idea es hacer las entrevistas juntos y yo actuaré como moderadora o entrevistadora principal, junto a los afiliados.

La lactancia, los "terribles dos", los logros y mucho más: Una selección de artículos de The First 1000 Days.

¿Cuál es tu estrategia en cuanto a los contenidos que están disponibles gratuitamente y los que son sólo para afiliados de pago?

Me encantaría que mis contenidos fueran de libre acceso para todos, como principio. Pero, claro, al empezar, es muy difícil ponerlo todo a disposición gratuita, porque entonces es difícil argumentar a favor de apoyarte económicamente. Así que lo que estoy haciendo ahora es que si alguien no puede pagar las afiliaciones pero está interesado, puedo invitarle a ser afiliado. Tengo siete u ocho afiliados inscritos de esta manera. Por lo demás, en el caso de mis newsletters semanales, al menos un número al mes es gratuito y a veces dos. Normalmente trato de elegir temas que me parecen más urgentes, o que pueden tener un mayor atractivo, porque también tendrán mejor acogida en las redes sociales. En las historias de pago hay un paywall (muro de pago), por lo que no se pueden compartir fácilmente.

También he escrito los principios de mi compromiso y por qué escribo esta newsletter, que pongo a disposición de todos porque creo que es importante que todo el mundo tenga acceso a ella. Al final, es un ejercicio de transparencia, que creo que es muy importante, sobretodo con las newsletters, porque la gente las recibe directamente en su bandeja de entrada. Es bastante íntimo, en cierto modo. Como lectora de newsletters, me gusta saber quién está al otro lado. Y también creo que, en términos más amplios de periodismo, el hecho de dar a conocer quién eres también proporciona a los lectores una herramienta adicional para entender de dónde vienes y por qué deberían confiar en ti o no sobre un determinado tema.

Tu newsletter no tiene publicidad. ¿Significa eso que los afiliados de pago son tu única fuente de ingresos?

Mi objetivo es que la newsletter sea mi principal fuente de ingresos y espero que a finales de año tenga unos 300 afiliados de pago, lo que me permitiría cubrir mis gastos. Pero en este momento, la newsletter ocupa probablemente la mitad de mi semana y la otra mitad, trabajo como reportera independiente en los mismos temas, pero para publicaciones más grandes. También hago de mentora en el Centro Dart de Periodismo y Trauma de la Universidad de Columbia y en el proyecto de subvención Modern Slavery Unveiled. Y también soy madre.

¿Y cuál ha sido tu experiencia con Steady hasta ahora?

Lo que realmente me gusta de Steady es que divide los pagos anuales de las afiliaciones en 12 meses, por lo que te da una visión más realista de cuánto estás ganando mensualmente en lugar de recibir todo el dinero de una vez y luego en tres meses pensar "¿qué hago ahora?" Esto me ayuda a tener una perspectiva más realista sobre cuánto puedo dedicar realmente a la newsletter frente a otras fuentes de ingresos.

Tengo afiliados de muchos países diferentes y no hemos tenido ningún problema de pago con Steady. Es sencillo e intuitivo y el sistema no da problemas.

¿Quieres crear tu propia newsletter?

En Steady sólo vas a necesitar 5 minutos.

Más historias de éxito de editores en Steady